Pulido y barnizado

El pulido y barnizado tradicional consiste en retirar el barniz antiguo que se ha desgastado y rayado y cambiarlo por uno nuevo. Con el pulido se rebaja la parte superficial de la madera junto con el barniz dañado, lo que hace que la madera recupere el tono brillante y sano del primer día. La capa de parquet que suele ser retirada no debe superar 1mm, aunque esto puede variar en función del desgaste del suelo y del tipo de pulido que se lleve a cabo. Actualmente tenemos varios tipos de barnizados según las necesidades y gustos del cliente.

▬ Barniz de poliuretano:

Es el barnizado más demandado por su dureza y resistencia y lo podemos encontrar en varios acabados,brillante, satinado o mate. No necesita mantenimiento y suele durar 15 años aproximadamente.

▬ Barniz al aceite

Este tipo de barnizado se aplica en tarimas exteriores, ya que además de proteger el suelo cumple la función de nutrir la madera. Esto resulta muy necesario en el caso de maderas exteriores, ya que están expuestas a cambios bruscos de temperatura.

Actualmente mucha gente está optando por este nuevo tratamiento, que dota a las maderas de una acabado texturizado y rústico. Necesita mantenimiento 2 veces al año en interiores aproximadamente.

▬ Barniz ecológico

Este tipo de barnizado lleva una base de agua y es perfecto para personas que sufren de alergias, ya que su composición se basa en ingredientes de origen vegetal o mineral, y carecen de sustancias como biocidas o polímeros provenientes del petróleo. Son biodegradables y tienen un bajo impacto sobre el medio ambiente.

Si te gusta, comparte
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR
Aviso de cookies